Inicio Buena literatura Buena Literatura: Diario de un mal año

Buena Literatura: Diario de un mal año

95
0

J.M. Coetzee. Edición Mondadori, 240 páginas

La obra es poco convencional. Tiene tres narraciones independientes, sin relación inicial, las cuales finalmente se interconectan. El personaje central se llama C. (se supone que es el propio Coetzee), un viejo escritor al cual se le convoca para que emita opiniones sobre diversos temas de interés, junto a otros intelectuales destacados del mundo. Esta es la primera historia.

Ahora bien, para eso, C. contrata a Anya, una joven y atractiva vecina con quien se encuentra de casualidad para que sea su secretaria y se encargue de transcribir y ordenar sus opiniones; y ella acepta. Esta es la segunda narración.

Anya, a su vez, tiene amores con Alan: las vicisitudes de esa relación constituyen la tercera historia de la obra.
Claro que lo más importante son las opiniones de C., o sea del propio Coetzee, acerca de los grandes temas de la actualidad.

Referirse a la democracia (sostiene que la idea de la izquierda, principalmente para América Latina, es demasiado importante para abandonarla); a los inicios políticos de Tony Bair (un muchacho corriente de clase media, sin ninguna base salvo la ambición personal); así como a la literatura (cuando se refiere a Dostoievski reconoce que vuelve a llorar), a la nueva narrativa, a los desafíos de la cibernética y al desconocido e inacabado mundo de la informática y, al mismo tiempo, a los deseos carnales que le provoca Anya y los celos que tiene Alan. Todo esto convierte a la obra en una atractiva creación de originalidad excepcional.

Coetzee, en efecto, con este libro, inicia una nueva exploración literaria, una manera diferente de dar sus opiniones sobre la actualidad en el mundo y, simultáneamente, creando personajes e implicando en esas opiniones el amor, los celos y la sensualidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here